• El negocio de las oficinas flexibles y compartidas ha aumentado de manera exponencial en los últimos meses, y todo parece indicar que lo continuará haciendo durante los siguientes. La flexibilidad, la seguridad y la deslocalización son tres de las características que han hecho que este modelo de negocio esté en el punto de mira de cada vez más empresarios y emprendedores.

    ¿A qué se debe el repunte de los espacios de trabajo flexibles?

    La COVID-19 ha traído consigo un cambio en las empresas. Muchas de ellas han apostado por el coworking y las oficinas conocidas como flexibles por todas las prestaciones que les ofrecen. Las más representativas en la actualidad son:

    Seguridad. Este es, sin lugar a duda, el requisito más importante para las empresas hoy en día. Es fundamental prevenir y minimizar el riesgo de contagio de todos los miembros del equipo, lo cual se puede conseguir reduciendo la densidad de la oficina o centro de trabajo.

    También es muy efectiva la deslocalización, es decir, que los empleados acudan a distintos centros de negocios en función de sus necesidades, lugar de residencia y preferencias.

    • Economía. Muchas empresas han visto reducido en gran medida sus ingresos, por lo que son más reacias a invertir en la compra o el alquiler de una oficina privada. Asimismo, muchos trabajadores han sido despedidos y otros continuarán teletrabajando durante los próximos meses, por lo que los empresarios no siempre necesitarán una gran infraestructura.
    • En algunas oficinas flexibles, como las que ofrece Networkia, centro de negocios situado en Barcelona y Madrid, ponen a disposición de sus clientes todos los elementos que necesitan: mobiliario, tecnología, internet, espacios privados y compartidos, etc. Gracias a esto, reducen sus gastos e inversiones adicionales.
    • Versatilidad. Las oficinas flexibles permiten a las compañías adaptar el espacio en que trabajan a sus necesidades del momento. Pueden optar por oficinas cerradas e independientes o abiertas y compartidas. Esto es algo muy positivo en la actualidad, en que la distancia de seguridad es imprescindible para prevenir y evitar contagios. Los espacios privados y más digitalizados son los más buscados en la actualidad.
    • Deslocalización. El teletrabajo y los procesos en remoto han aumentado considerablemente a causa de la COVID-19. Al probarlos, muchos empresarios se han abierto a nuevas posibilidades de modos de trabajo y a todas las opciones que tienen los trabajadores: teletrabajo algunos días, equipos nómadas, procesos en remoto, etc. Por ello, un gran número de empresas han apostado por centros de negocios en Madrid, Barcelona y distintas ciudades a los que acuden sus empleados según les convenga, principalmente buscando la cercanía a sus viviendas.

    Como se puede comprobar, el negocio de las oficinas compartidas y flexibles se posiciona como uno de los más demandados a día de hoy, y todo apunta a que continuará creciendo durante los próximos meses.

    Si tú también crees que ha llegado el momento de adaptar la ubicación de tu negocio a la situación actual y al nuevo modelo de oficinas, ponte en contacto con el centro de negocios Networkia y te informaremos sobre nuestras oficinas flexibles y compartidas. Te esperamos en el +34 900 900 092.

    Leave Comment

    Your email address will not be published.