• Juanjo Martínez, CEO de Networkia Business Center
    CustomSuits es fruto de la alianza empresarial de dos grandes conocedores del sector de los espacios flexibles: Javier Reina, CEO de Reina’s Capital y director del Business World Alicante, y Juanjo Martínez, CEO de Networkia Business Center, empresa que cuenta con tres edificios en Madrid y dos en Barcelona. Con 15 años de experiencia en este campo, Martínez no duda en calificar de “eclosión” el momento actual. El futuro del sector ya ha llegado.

    – Vuestra empresa se constituyó el 12 de marzo de este año. ¿Cómo ha sido su arranque?

    •  La verdad es que la respuesta está siendo fantástica. En apenas unos meses ya han surgido los primeros clientes y ya tenemos partner de primerísimo nivel. En cualquier caso, no teníamos ninguna duda. Tanto Javier Reina como yo conocemos bien el sector de los centros de negocio. En mi caso, llevo 15 años dedicándome a ellos. He vivido la evolución que ha experimentado desde sus orígenes y la verdad es que en los últimos años la eclosión ha sido tremenda.

    – ¿En qué sentido?

    • El sector en España, hasta hace tres o cuatro años, era testimonial. Solo el 0,5 de los metros de terciario de las principales ciudades -Madrid y Barcelona- eran espacios de coworking. Sin embargo, en tres años la cifra se ha multiplicado por tres, lo que da muestra de su ritmo de crecimiento. Hace tan solo un año, las agencias de renting americanas que califican las carteras inmobiliarias penalizaban la exposición al coworking. En cambio hoy hacen lo contrario. Tu cartera tiene mejor valoración si en tu composición de terciario tienes un porcentaje de coworking. En la actualidad, si eres propietario de un edificio y no incorporas este tipo de oferta, no estás siendo capaz de cubrir la demanda de un porcentaje importante y creciente de clientes. Te lo estás perdiendo.

    – Es, por tanto, una clara oportunidad de negocio…

    • Lo es. En Madrid y Barcelona ahora estamos sobre un 2,2 % del terciario y todas las grandes consultoras están hablando de que podría alcanzar hasta un 30 % en el 2030. Las previsiones de crecimiento son muy grandes. Pero no solo en las grandes capitales. Desde 2017, en EE.UU. y en Reino se ha multiplicado el crecimiento en ciudades que no son los principales ejes económicos del país pero sí son urbes relevantes. Y ese fenómeno se está dando en España desde 2018. Ahora mismo, València, Alicante o Málaga, por ejemplo, son muy potentes en cuanto a la prestación de este tipo de servicio y al crecimiento de la demanda.  Si la demanda del cliente está siendo tan potente y hay pocos edificios preparados para absorberla, hay una clarísima oportunidad de negocio en este mercado. De esa reflexión nació CustomSuits.

    – ¿Qué tipo de servicios ofrecéis?

    • Nuestro cliente principal son empresas patrimoniales propietarias de edificios de oficinas. Me gustaría resaltar que los inmuebles siguen siendo de la propiedad. Lo que nosotros les proponemos es que nos contraten para reconvertirlos. Nuestra empresa lo gestiona en outsourcing y les devuelve las llaves con una rentabilidad.

    – Con la mirada puesta en el corto o medio plazo ¿qué ciudades serían prioritarias?

    • No tenemos límites. Pero sí foco de inicio. Y ese foco lo hemos puesto en aquellas ciudades donde tenemos una presencia importante, es decir, el triángulo formado por Comunitat Valenciana, Barcelona y Madrid, que es donde ya estamos y donde conocemos bien el terreno que pisamos. En Barcelona ya tenemos un nuevo cliente –además de los dos de Networkia-. Elche, Benidorm y València son también tres plazas en las que estamos centrando nuestra atención porque hay edificios apropiados y hay demanda. Hasta la fecha hemos analizado nueve. Hay que tener en cuenta que no todos son susceptibles de convertirse en espacios de coworking. Como Networkia, por poner una referencia, habremos estudiado desde nuestros comienzos más de 200proyectos y, de ellos, solo me quedé con cinco. Tienen que reunir una serie de requisitos, entre ellos, la ubicación y la estructura del inmueble son los elementos que más marcan su viabilidad.

    – ¿Qué cifra anual de negocio puede conseguir uno de estos edificios?

    • En números estándar, un proyecto que disponga de una superficie de unos 3.000 metros cuadrados, al segundo año de funcionamiento puede alcanzar en torno a los 1’5 millones de euros anuales de cifra de negocio. Es cierto que ha de hacer una inversión para adaptar el edificio al concepto de espacio flexible y esa inversión la hemos calculado en unos 300 euros por metro cuadrado. Es decir, un propietario que tiene un edificio de 3.000 metros invierte un millón de euros y a los dos años ya factura 1,5 millones. Es un negocio de rentabilidades de doble dígito que te aporta ingresos recurrentes una vez lo has lanzado.

    – ¿Cuándo se produjo el punto de inflexión que dio lugar al crecimiento de este sector?

    • Nuestro sector lo están haciendo grande los ‘millennials’. Ni quieren ni van a querer trabajar como lo hacemos los que somos más mayores. Y eso no tiene vuelta atrás. Hoy en día los millennials son ya casi el 50 % de la población activa y en el 2025 ellos y la ‘generación Z’ alcanzarán el 60 % de la población activa.

    – Las nuevas necesidades de espacios flexibles de trabajo están, de hecho, ligadas en gran medida a las nuevas profesiones que están surgiendo en esta era de la digitalización…

    • Así es. Y las generaciones actuales, las que están ahora en la punta de lanza, son las generaciones del “co”: el compartir, el cotrabajar, el convivir. Además, en el siglo XXI estamos en la era del “uso”. Ahora no tenemos, usamos. No queremos tener oficinas, las nuevas generaciones quieren usar oficinas. Y lo que hacemos los gestores de espacios flexibles es que sean atractivos para estas nuevas generaciones que quieren usar -y no tener- estos espacios. Lo que en el siglo XX era un producto, en el XXI es un servicio.

    – El crecimiento se ha producido en tan poco tiempo que no sé si hay suficientes profesionales del sector para poder dar una respuesta adecuada a la demanda de estos espacios…

    • La verdad es que el crecimiento del sector está siendo potentísimo pero personal formado, que tenga el conocimiento y la experiencia, no hay mucho. De hecho, la principal dificultad para el crecimiento del sector
      es el conocimiento. Estamos en una época en la que está entrando muchísimo dinero, los principales fondos de inversión están apostando por el sector. Lo que más falta no es dinero. Es conocimiento. O hay profesional de Real Estate Inmobiliario o profesionales de servicios. No hay un profesional completo que sepa gestionar un activo inmobiliario y sepa al mismo tiempo generar y dar el servicio que requiere este tipo de espacios.

    – El Consell (con Distrito Digital), el Ayuntamiento y la Diputación están remando en la misma dirección de convertir Alicante en sede de empresas tecnológicas. Hablan, incluso, de cambiar el actual modelo económico.

    • No hay otro camino. Yo, que soy un alicantino que llevo más de 20 años en una ciudad como Barcelona que ya ha trabajado mucho en esta línea de las smart cities, lo que estoy viendo es que las instituciones han tomado el camino adecuado. España, en general, tiene una asignatura pendiente como es la colaboración público-privada a nivel Administración, empresa y universidades. Esas tres patas juntas son potentísimas. Si observamos nuestro entorno, las sociedades que albergan las empresas más punteras, son aquellas donde las empresas nacen de las universidades. Es el caso, por ejemplo de Sillicon Valley y la Universidad de Stanford. EE.UU. va muy por delante de otros muchos países en este sentido y es porque desde siempre ha habido una estrecha colaboración entre iniciativa pública y privada que va en el ADN de unos y otros. Y eso es una clave de éxito.

    – ¿Veis interesante una convivencia con los espacios ofertados por la Generalitat para DD, con los parques científicos y las áreas industriales?

    • Lo que nos caracteriza es que prestamos un servicio 24 horas de altísima calidad. Nuestro nivel es de excelencia, plenamente orientado a la plena comodidad del cliente. Y dada la demanda real de Alicante, CustomSuits va a habilitar edificios privados que puedan cubrirla.

    – Existe algún referente en el mundo ligado a este concepto de negocio de los espacios flexibles de trabajo? 
    • Es un fenómeno globalizado cuyo origen está ligado a las grandes ciudades con independencia del país donde estén ubicadas. De hecho, su crecimiento en Asia y en Sudamérica es igual de potente que el que pueda estar experimentando Europa o Norteamérica. En EE.UU. hay iniciativas que comenzaron hace más de cincuenta años que ya pueden considerarse coworking, así que podríamos decir que Norteamérica es el país precursor. Pero en España el primer centro se puso en funcionamiento en Madrid hace ya 40 años. Hoy en día, la ciudad número uno a nivel mundial en este aspecto es Londres, seguida de Nueva York y San Francisco. Además, en lo que respecta al continente europeo, destacaría Berlín, Ámsterdam, Madrid y Barcelona. Son ciudades con una presencia potentísima.

    Fuente: Economía 3 

                   Texto: Lola Torrent

                   Imagen: Joaquín P. Reina

                   alicante@economia3.info 

    Leave Comment

    Your email address will not be published.